Conocé a la araña que (literalmente) no tiene corazón

Araña

En el ámbito científico está todo por descubrirse. Parece una frase hecha, pero nada más alejado de la realidad. Sobre todo cuando un equipo de biólogos descubre una especie de araña que no tiene corazón.

Las arañas terrestres no tienen un sistema circulatorio como el nuestro. De hecho, el oxígeno que necesitan para vivir lo distribuyen a través de un sistema de capilares y fluidos llamado hemolinfa. Pese a esa diferencia tienen corazón. No así los pignocónidos, especie que hace pie en el fondo del mar.

Gracias a la reciente investigación realizada por la Universidad de Montana, los científicos descubrieron que estas arañas utilizan el estómago para bombear sangre. La mayor hipótesis científica es que los pignocónidos evolucionaron de esta manera para ahorrar energía.

Hay video y lo ves ACÁ.