Éramos pocos y llegó el sommelier de leche

Leche

Esta es la historia de Bas de Groot, un perfecto desconocido que gracias a las redes sociales adquirió algo de fama luego de presentarse como el primer sommelier oficial de leche del mundo.

Nacido en Holanda, el muchacho cuenta con un título que certifica el poder de su paladar a la hora de evaluar el noble producto vacuno. “Estoy loco por la leche. Soy adicto”, admitió Bas. “Solía beber unos cuatro litros diarios. En el desayuno, almuerzo, cena. Ahora tomo un poco menos, pero sólo leche pura o biodinámica”, puntualizó.

Tan al límite llevó su pasión por el líquido blanco que, hoy en día, de Groot es capaz de saber qué tipo de alimentación recibió la vaca sin siquiera conocerla.

“El sabor de la leche de vacas alimentadas con pasto es claramente diferente, más afrutado. El almidón del maíz da a la leche un sabor diferente, más completo, pero a menudo con una amargura en el retrogusto”, explicó.

Video, ACÁ.