Guns N’ Roses le dedicó Knockin’ on Heaven’s Door al perrito del bajista

Diseño sin título (90)

Guns N’ Roses se presentó en St. Louis, Missouri y se vivió tal vez, uno de los momentos más emotivos de la gira. El perrito de Duff McKagan había fallecido previo al show y la banda le dedicó Knockin’ on Heaven’s Door.

Buckley, así se llamaba el perrito de Duff, fue homenajeado con el precioso cover de Bob Dylan y el momento quedó inmortalizado gracias a un fanático que grabó todo.

Mirá:

Luego del recital, McKagan agradeció en nombre de toda su familia por el increíble homenaje: