Polémica en Disney: fuertes cambios raciales para la próxima versión de Aladdín

Billy-Magnussen-Aladdin

Cuando el universo Disney anunció le creación de nuevas remakes de sus clásicos pero en estilo “live-action”, el mundo se sorprendió y esperó con ansias la llegada de estos nuevos tanques al cine. El Libro de la Selva y La Bella y la Bestia demostraron que estas nuevas versiones son tanques súper taquilleros, pero una de sus próximas producciones está generando una gran polémica.

Se trata de la versión “live-action” de Aladdín, la película que será dirigida por Guy Ritchie y que tendrá tintes de comedia musical. Pero el gran problema del film gira entorno a los actores elegidos para protagonizarlo. Si bien se trata de una adaptación hollywoodense, muchos creen que deberían respetar a “rajatabla” las etnias que se representan. Aunque los ya anunciados personajes no lo harán…

Naomi ScottNaomi Scott sería la encargada de interpretar Jasmine, y aunque tiene raíces indias también es británica y su piel no es para nada parecida a la que conocíamos de la joven princesa. Pero peor aún fue la decisión del actor que personificará a Aladdín: Billy Magnussen, conocido por sus papeles en Into the Woods y American Crime Story, sería quien se ponga en la piel del joven que encuentre la lámpara mágica.

Obviamente esta decisión generó fuertes críticas en el mundo acusando a sus productores de “whitewashing“, un término en inglés que sería algo así como el “blanqueo de la historia” en relación a los problemas raciales. ¿Continuarán con esta decisión desde Disney? ¿O darán un paso atrás antes de que comience la filmación?