¡Radiohead y un ansiado reencuentro con sus fanáticos argentinos tras 9 años!

_
Abr 15 2018

En noviembre del año pasado recibimos tal vez, la mejor noticia del mundo. El 29 de ese mes, Radiohead anunció su regreso al país ¡tras 9 años!. Claro, la última vez que pisaron nuestras tierras fue un 24 de marzo de 2009 en el Club Ciudad de Buenos Aires. 

Por fin, el día del Soundhearts Festival había llegado, Tecnópolis abrió sus puertas a las 4 de la tarde y los más fanáticos por supuesto, se fueron amontonando contra las vallas. Se podría decir que la espera no se hizo eterna porque Rocco Posca, el hijo de Favio, Junun de Jonny Greenwood y Flaying Lotus y su exhibición de electrónica, luces y una puesta en escena brillante, hicieron bailar al público hasta el momento más esperado.

Cuando nos quisimos dar cuenta eran las 20:30 y a partir de ahí, las ansias aumentaban con el correr de los segundos. Se hicieron las 21, las luces se apagaron, y Radiohead hizo pie en el escenario. ¡El gran momento había llegado!. Como era de esperar, arrancaron con dos temas de 'A Moon Shaped Pool', el álbum que vinieron a presentar, 'Daydreaming' y 'Ful Stop'.

El éxtasis y la emoción desbordaban por todos lados, la vuelta de Radiohead al país se había decretado, pero no había tiempo para emocionarse, porque '15 Steps', 'Myxomatosis', 'Lucky' y 'Nude' sucumbían a todos los presentes.  Luego apareció un chelo y Thom se sentó en un piano electrónico, el momento de 'Pyramid Song' había llegado. El sonido era impecable y cada nota que sonaba hacía sentir que la larga espera, había valido la pena. Inmediatamente llegaban más clásicos: 'Everything in Its Right Place' y 'Let Down'. 

Los que habían investigado el concierto que brindaron en Chile el pasado miércoles lo sabían, el setlist era totalmente distinto por lo que cada canción que interpretaban era una sorpresa. Después, entre agradecimientos al público (en español), iban a sonar 'Bloom', 'The Numbers' y 'My Iron Lung'.

En el momento de 'The Gloaming', la enorme exaltación provocó un incidente justo enfrente del escenario, por lo que Thom Yorke debió frenar el show: "Vamos a parar por un problema de seguridad". Los minutos pasaban y la incertidumbre de si iban a continuar tocando, aumentaba cada vez más. Los integrantes y el equipo de producción se movían de un lado al otro, priorizando que todos los espectadores estuvieran bien. Yorke se manejó con cautela y esperó a que todo se normalizara: "Les pido que se hagan un paso hacia atrás, si no alguien puede salir lastimado. Volveremos en unos minutos".

En total fueron 15 minutos de mucha preocupación, pero Radiohead nos hizo olvidar todo eso cuando el show siguió con 'I Might Be Wrong', 'Weird Fishes/Arpeggi', 'Feral' y 'Bodysnatchers'. Fue ahí que comenzaron los amagues, la banda se retiró del escenario, pero todos sabían que iban a regresar. Y así fue, Radiohead apareció nuevamente interpretando 'Desert Island Disk', 'Climbing Up the Walls', 'There There', 'Exit Music (For a Film), 'The National Anthem' y 'Idioteque'.

Después del segundo encore, los británicos anticiparon el final con el gran plato fuerte de la noche: 'Present Tense', '2 + 2 = 5' y 'Paranoid Android', que cuando terminó, se despidieron del público y se retiraron. Creímos que había terminado, pero su equipo empezó a acomodar los micrófonos, las guitarras, y supimos que volverían para el gran cierre con 'Creep'.

 

Una publicación compartida de Metro 951 (@metro951) el

De todo el recital, tal vez lo más destacado fue el sonido y el setlist, que terminó siendo aceptable, sobretodo porque sorpresivamente agregaron 'Creep', uno de los temas más esperados, que no estaba en los planes. También hay que decir hubo grandes ausencias en la lista de temas como 'Karma Police' y 'Just', solo por citar algunos. 

Tras 9 años, por fin pudimos reencontrarnos con Radiohead y esperamos que pronto, regresen nuestro país.

Por: Ezequiel Luciani

Fotos: José Luis García