¡The Kooks y un show brutal repleto de hits!

_
May 11 2018

 

En su quinta visita a nuestro país, The Kooks presentó su 'The Best Of Tour' en el Luna Park, la gira con sus mejores éxitos, que la banda británica viene cosechando desde el 2004.

La previa impulsada por Indios comenzó a poner en sintonía al público, que de a poco iba llegando al Luna Park. La banda liderada por Joaquín Vitola se hizo presente a las 8 de la noche y durante cerca de 35 minutos entretuvieron a todos con sus hits 'Ya Pasó', 'Tu Geografía', 'Casi Desangelados', entre otros, e incluso se animaron a presentar un tema nuevo.

Una vez que los rosarinos se despidieron, solamente tuvimos que esperar 20 minutos para la acción. La transmisión especial de Metro conducida por Matías Martin, Flor Halfon y Javier Zuker ya había comenzado y cuando el reloj marcó las 21 hs -sí, bien puntuales como todos los ingleses- The Kooks apareció por un costado del escenario y arrancaron tocando 'Eddie's Gun'. De pronto nos percatamos de un detalle que no es nada menor en estos tiempos de tanta rivalidad 'futbolera': el baterísta Alexis Nuñez de nacionalidad chilena, ¡tenía puesta la camiseta de la selección argentina!. Tal vez al tratarse de una agrupación internacional que se presenta por todo el mundo, no llame la atención de algunos, pero es un "detalle" que no está de más resaltar.

 

Inmediatamente interpretaron 'Sofa Song', y a Luke Pritchard lo hicieron sentir "como en casa" cuando se acercó al público y recibió una bandera Argentina, que comenzó a flamear mientras de a poco, la locura se iba desatando. Después llegó 'Be Who You Are' con todos cantando "Ta, ta, ta, ta, ta da da da" y cuando el tema terminó, saludaron a la gran cantidad de público que se encontraba en el Luna Park y agradecieron, "apreciando todo el apoyo".

Con un sonido que estaba siendo realmente sensacional -hasta la gente que seguía la transmisión de la radio se pudo percatar de ello-, Luke introdujo el siguiente tema, el primer gran hit, estamos hablando de 'Ooh La' de su álbum debut "Inside In/Inside Out", lanzado allá por el 2006. Luego agitó aún más los fanáticos cuando exclamó "necesitamos llevar esto al siguiente nivel, ¿ok?". Y así, fue. The Kooks entonó 'Bad Habit', mientras todos saltaban como locos y se inundaban del frenesí británico que no paraba ni un segundo y mantenía un ritmo realmente esplendido. 

El siguiente tema fue otro de sus grandes éxitos, y nos referimos a 'She Moves In Her Own Way', que hizo notar que Luke ya no alcanza las notas más altas, como sí lo hacía algunos años atrás, de todas formas en un momento confesó que su voz estaba "algo dañada", claro, vienen casi sin descanso de tocar en Perú y Chile.

El recorrido de su historia como banda iba a continuar con 'Westside', "el tema romántico" en el que Luke más suelto que nunca, recorrió el largo del escenario, ganándose a todos sus fans, haciendo unos "pasitos" de baile con su mano detrás y el micrófono, en su otra mano, bien extendido. Luego de eso, llegaría 'Do You Wanna' de Konk, su segundo disco, para provocar una verdadera locura con pogos en todo el campo y 'See Me Now' del álbum Listen con el líder siendo la gran estrella , sentado solo en un piano, bajo la intensa luz blanca del reflector. 

Durante ese momento especial, Pritchard habló del próximo disco de la banda y presentó 'All The Time' una nueva canción que tocaron por primera vez el fin de semana pasado en el Domos Art de la ciudad de Lima y luego bromeó "si lo quieren escuchar, esperen dos semanas más" adelantando así, el lanzamiento de este single.

The Kooks estaba rockeando con un frenesí que impactaba a todos, especialmente a aquellos que no habían tenido la oportunidad de verlos en las cuatro veces pasadas que vinieron a la Argentina y para seguir sorprendiendo, continuaban sin parar con 'You Don't Love Me' en la que el guitarrista Hugh Harris se llevaba todas las miradas y la ovación por un solo espectacular que dejó a todos con la boca abierta. Con el ritmo de los aplausos, la fiesta seguía con 'Is It Me?' y mientras Luke agradecía nuevamente, volvió a ser el centro de la escena cuando con una guitarra acústica entonó 'Watching The Ships Roll In'. Pegado a este tema, tocaron 'Sway' y luego se formó un hermoso clima en el Luna, donde todos encendieron las linternas de sus celulares y agitaron los brazos, mientras sonaba 'Shine On'.

Pero en medio de sus mejores éxitos, había tiempo para otro tema nuevo llamado 'No Pressure', que también fue presentado por primera vez en Perú y que seguramente esté disponible para escuchar por streaming en las próximas semanas. Si lo hicieron para testear, hay que decir que la reacción fue alucinante y no hay dudas de que se convertirá tal vez, en el próximo gran hit. La letra es sencillamente hermosa y la melodía acompaña realmente muy bien.

Antes del encore,The Kooks nos continúo envolviendo en su estilo indie, y sonó 'Around Town' y 'Junk of the Heart' (Happy). Las luces se apagaron y los integrantes se retiraron de la escena, pero luego de un minuto, mientras todos pedían por más, la banda volvió a aparecer para el cierre con 'Seaside', -mientras Luke se sonreía y nos decía que eramos muy ruidosos- 'Always Where I Need To Be' y 'Naive'. En el instante en el que se despedían, nos declararon su amor y prometieron que regresarán: "Gracias Argentina, los amamos. Nos vemos la próxima".

Fue realmente un show hermoso con un listado de temas en el que recorrimos sus mejores hits, que fueron interpretados con una soltura que anteriormente no habíamos visto. Ya no son los tímidos jóvenes que alguna vez vinieron a Basta de Todo en el 2012. The Kooks seguirá creciendo y seguramente ese crecimiento se siga viendo este año, cuando publiquen su nuevo álbum.

Y algo mínimo para elogiarles, es que la calidez y sencillez que demuestran arriba del escenario, también la demuestran cara a cara, enpersona. Una vez terminado el show, nos acercamos a los camarines para saludarlos, y personalmente me sorprendió el trato. Fueron muy amables y educados, saludando a todo el equipo de Metro uno por uno y preguntando si habíamos disfrutado el show. 

Ojalá vuelvan muy pronto, para volver a sorprendernos, como cada vez que vinieron a la Argentina.

Por: Ezequiel Luciani

Fotos: José Luis García