Publicidad Cerrar X
«
»
Metro junto a Of Montreal en Argentina

Metro junto a Of Montreal en Argentina

Previo

¿Este año llega lo nuevo de Vampire Weekend?

Siguiente

Dos temas innéditos de Noel Gallagher

Música 1 Jul

La banda estadounidense pasó por Buenos Aires y Metro estuvo ahí. Desde las 21.00hs Federico Elli y SRZ transmitieron en vivo la previa y luego el show.

Psicodelia y excentricismo dominaron la noche en Niceto Club. Of Montreal pasó por Argentina y Metro estuvo ahí. Desde las 21.00hs Federico Elli y SRZ transmitieron en vivo la previa y luego el extravagante show que la banda liderada por Kevin Barnes desplegó en su primera visita al país.

La fama la tenían, pero sólo cinco minutos de recital fueron suficientes para demostrar que cuando se hablaba de sus “psicodélicos shows”, era en serio. Luces, brillo, colores, extraños peinados (acordes al vestuario), cuatro pantallas, imágenes y muñecos sobre el escenario, fueron los elementos esenciales de una presentación muy visual que por ningún motivo pudo pasar desapercibida. Of Montreal pasó por Buenos Aires y eso se notó.

Faltaban quince minutos para las once de la noche y los músicos aparecieron sobre el escenario de Niceto. Suffer for fashion fue la encargada de abrir la lista de 16 canciones que condensaron lo mejor de su discografía. El sonido y la energía de todos en el escenario fue sencillamente impecable. Evidentemente más de 15 años de carrera y 11 discos de estudio son garantía de que estos chicos entienden lo que hacen. Seguido vino The party’s crashing us y después fue el turno de la tan esperada Coquete coquette. Una versión increíble que incluyó globos blancos y dos personajes sobre el escenario que por su vestuario parecían sacados de una película o cuento de Tim Burton.

Después de Forecast fascist future, comenzó a sonar Cato as a pun y nuevamente el delirio se apoderó de Kevin Barnes, que cantó gran parte del tema sobre los hombros de dos personas cubiertas enteramente por una tela blanca, como si fuesen seres sin rostro. Así, con personajes cada vez más extraños en el escenario, pasaron For our elegant caste, An eluardian instance, Plastis wafer, St. exquisite’s confessions, Bunny ain’t no kind of rider y Wraith pinned to the mist (and other games).

Casi todas las canciones que Of Montreal tocó fueron de sus creaciones del 2005 al 2010: The sunlandic twins (2005), Hissing fauna, Are you the destroyer? (2007), Skeletal lamping (2008) y False Priest (2010). Pero, para sorpresa de todos, no hubo tiempo para algún tema de su último y reciente álbum, Paralytic stalks, editado a principios de este año. Curiosa forma de promocionarlo. Igualmente, nada es extraño en manos de estos excéntricos chicos de Georgia.

Cuando comenzaron a cantar She’s a rejector se supo que el final estaba cada vez más cerca. De a poco fue cambiando la atmósfera colorida y lúdica de un principio por una más sombría, acorde a una extensísima y rockera versión de The past is a grotesque animal. Con los últimos acordes retumbando en las paredes de Niceto, la banda abandonó el lugar para regresar a los pocos minutos. De vuelta en el escenario, Kevin Barnes se despidió definitivamente de la Argentina con la seguidilla de Gronlandic edit, A sentence of Sorts in kongsvinger y Heimdalsgate like a promethean curse.

Silvana Canton

Fotos: José Luis García

[slideshow id=13]

 

En vivo
×