Publicidad Cerrar X
«
»
LOLLAPALOOZA CHICAGO 2012: DÍA UNO

LOLLAPALOOZA CHICAGO 2012: DÍA UNO

Previo

The xx adelantó más de Coexist

Siguiente

Lady Gaga en Argentina

Música 6 Ago

La crónica de la primera jornada del festival alternativo más importante del mundo

Por Shumi Gauto

Llegamos al Grant Park, predio estupendo donde a partir de hoy y hasta el domingo a las diez de la noche, desfilarán más de 120 bandas.

Con Zuker vamos rotando los roles, a veces soy su madre protectora y lo hago correrse del sol que quema, a veces él es el padre protector que me cuida de eventuales caídas y golpes por las multitudes, y a veces, la mayoría de las veces, somos dos niñitos atolondrados y atiborrados de festival y excitación.

El predio está situado sobre la avenida Michigan, en el downtown de la ciudad, y ocupa 5 cuadras de largo, por 2 de ancho. Hay siete escenarios y un sector especial para los querubines, llamado Kidzapalooza (que tiene su propio escenario y un Schedule que arranca desde las 11.30 de la mañana).

Llegamos a las cuatro de la tarde, el ingreso fue rapidísimo gracias al staff del festival que está identificado con unos carteles gigantes, alzados en un palo de escoba que dicen: “Fest info, ask here!”. Los tipos se calcinan bajo los rayos de sol desde muy temprano y aun así, se copan con ayudar y organizar a la gente.

Fuimos derecho al escenario Google Play, en donde se presentó el dúo londinense SBTRKT. Buen set aunque corto (45 minutos), como suele ocurrir en los festivales. Aaron Jerome y Sampha subieron al escenario con sus típicas máscaras: Jerome usó una de lechuza y Sampha una que ilustraba una especie de dios Maya. El momento destacado fue el cierre, cuando tocaron Wildfire con la colaboración de Yukimi Nagano (la de Little Dragon).

De ahí caminamos hasta el escenario Bud Light, con 40 grados de calor, para ver el show de los Passion Pit. Michael Angelakos sorprendió con su look muy prolijo (camisa celeste y corbata- ejem, recordemos que hacían más de 40 grados a la sombra!) y unos agudos impresionantes. El set arrancó con el tema “Take a walk”, seguido de “The reeling” (imposible no bailar) y también incluyó nuevos tracks como “Constant conversations”, de su más reciente disco Gossamer, lanzado hace unos días nada más.

Cruzamos el predio porque en la otra punta terminaban de tocar The shins y se preparaban los Black Keys.

En Lollapalooza, el cuidado al medioambiente y al parque en sí, es impresionante. Hay tachos de basura repartidos en cada rincón, por supuesto divididos en reciclable, y compost. Uno puede pedir una bolsa de residuo y colaborar juntando latas y botellas del suelo: por cada bolsa llena, te regalan una remera del festival, y un cupón para participar en un sorteo de bicicletas del festival.

El agua mineral es gratis si llevas tu propio vaso o termo. Las colas son igual de largas para comprar como para pedir refill, pero estando allá, escuché a muchas personas decir: mañana traigo mi vaso así no gasto plata. El agua se vende en cajitas tetrabrik blancas, como si fuera leche, bajo la leyenda de: “boxed water is better” (cuesta 2 dólares).

Lo que no vimos ayer fue: Tame Impala, Black Sabbath, Bassnectar, Metric, M83, Totally Enormous Extinct Dinasaurs y mucho más. Pero es así. Qué se le va a hacer, no hay ojos ni oídos ni tiempo para ver todo. Por suerte quedan dos días.

Si quieren seguir el festival y ver los shows en vivo online, acuérdense de entrar al canal oficial de youtube y ¡a disfrutar!

[nggallery id=17]

En vivo
×