Publicidad Cerrar X
«
»
Intenso día dos: TDCC y Hot Chip

Intenso día dos: TDCC y Hot Chip

Previo

Viví en Lollapalooza Chile junto a Metro 95.1

Siguiente

Entrevista exclusiva – Porter Robinson

Música 4 Abr

Con un sol que se asomaba tímidamente y un predio listo para recibir alrededor de 60 mil personas, a las tres de la tarde se abrieron las puertas para comenzar el prometedor segunda jornada del Pepsi Music con nuestra transmisión exclusiva de la mano de Fede Elli, Andy y Luciano Banchero.

Esta vez el lineup se dividió entre el escenario Norte y el Este, donde en ésta ocasión se encontraron las bandas más importantes (TDCC, The Hives, Black Keys y Pearl Jam). Pasadas las cuatro de la tarde los irlandeses hoy en día conocidos como los reyes del indie-rock/pop tomaron posesión del escenario Este para hacer su debut en Buenos Aires. Sin mucho preámbulo, empezó a sonar la intro de Sleep Alone (Beacon – 2012) uno de los temas más power donde nació una fantasia de consonancias y redobles de guitarra junto a un intermitente bajo que acompañó sin cesar.

Two Door Cinema Club, esa joven banda que cuenta solo con dos álbumes y ya está entre nosotros para hacer su magia, tocó hit tras hit, no dejó un minuto de respiro a sus fans. La cabellera colorada del Alex (voz) en contraste con su campera plateada que resplandecía y el característico estilo de Kevin (Bajo) y Sam (guitarra) aportaron en la creación de un aura energética que hizo mover al público hasta el final, es evidente que muchos miembros de la audiencia no conocían la banda pero que se coparon al escuchar la perfecta armonía y el impecable sonido que tuvieron lo músicos. Aún era de día así que el show de luces no se pudo apreciar del todo pero eso no quitó la coordinación con que se trató el juego lumínico.

Sin duda fueron los tracks de su primer disco Tourist History los más cantados por el público. Igualmente entre los temas que más resonaron y que obtuvieron mayor feedback del público fueron: Sun (Beacon 2012), I Can Talk (Tourist History -2009), Next Year (Beacon 2012) que con solo la primera frase “I don’t know where I’m going to rest my head tonight” la gente empezó a aplaudir, el épico Something Good Can Work (Tourist History), Someday (Beacon) y What You Know (Tourist History) con el que terminaron el riguroso set.

Una vez que terminaron los irlandeses, el clima quedó revolucionado y la gente estaba totalmente sedienta de más. Claro que su ansiedad se sació por completo con aquella gran banda de rock sueco y su lunática performance: The Hives. Pasamos de un sonido más Indie con instrumentos finos y suaves a un rock perfectamente desarreglado, hasta finalmente llegar a una fiesta.

Cayó el sol y llegó la hora de los nerds más cool que existen, Hot Chip salió a escena a las 19.30 en el ala Norte del festival. Parecía otro evento, otro lugar y otra gente, el show de los ingleses armó un baile poderoso con tintes de fiesta electrónica. Para romper el hielo tocaron el tema How Do You Do? (In Our Heads – 2012) donde comenzaron siendo seis para luego pasar al número 7, que nada más ni nada menos la incorporación fue el bajista ex miembro de los legendarios LCD Soundsystem. Predominó el teclado sobre el escenario, cinco a falta de uno, y resaltó mucho la batería femenina a cargo de Al Doyle quien condimentó el sonido con un estilo de tocar muy groovero, es necesario rescatar el tratamiento que tiene sobre sus temas en vivo, no hacen sets ni tiene nada pre-grabado sino que hasta el más ínfimo beat fue creado en el momento por el grupo.

Otra vez una banda que tocó un poco de todo, comenzando por: Don’t Deny Your Heart (In Our Heads), Night & Day (In Our Heads), Over and Over (The Warning) donde por un segundo hubo un corte en la salida de audio lo que hizo abuchear a la gente por una milésima de segundo, Ready For The Floor (Made in the Dark) y I Feel Better (One Life Stand) tema con el que terminó y se superpuso con los primeros acordes de The Black Keys en el escenario Este generando un éxodo masivo hacia la otra punta del predio. Durante las hora que duró su presentación se respiraba aire de fiesta, la gente no paró de bailar ni un minuto y la oscuridad de la noche en contraste con el set lumínico ultra preparado y calculado se vivió un momento pleno e intenso. No será la primera vez que Hot Chip viene al país pero sí la que mayor llegada al corazón del público tuvo.

Por Estefi Krol

Fotos José Luis García

[nggallery id=39]

En vivo
×