Publicidad Cerrar X
«
»
Review: The 20/20 Experience – Justin Timberlake

Review: The 20/20 Experience – Justin Timberlake

Previo

Daft Punk lo hizo al fin

Siguiente

Jamiroquai en manos de FF

Música 18 Abr

Justin Timberlake, nombre que nos es familiar a todos desde aquella famosa época del boy-band donde lideraba N’Sync, ha regresado luego de 7 años de permanecer en las sombras musicales para “brillar” en el mundo cinematográfico. Es así que el pasado 19 de marzo decidió presentar The 20/20 Experience, el disco sucesor de Future Sex/Love Sounds (2006).

El nuevo álbum debutó como número uno en la mayoría de los charts mundiales con casi 1 millón de copias vendidas. Representa con mucha claridad la nueva etapa en la vida del cantante, siempre manteniendo su esencia dance-pop y blues, logró concretar un sonido electro-hop más consolidado con algunos condimentos del R&B. Entonces, para demostrar su evolución seleccionó Suit & Tie (colaborado por Jay Z) como primer corte y la marca inicial de su comeback.

Una vez más JT deja en evidencia sus influencias inmensamente marcadas, lo ha hecho en Justified (2002) donde re-formuló la era Off The Wall de Michael Jackson, luego en FutureSex/LoveSounds experimentó con el estilo de Prince y finalmente en su nueva creación volvemos a notar las presencia de “ideales Prince“, pero prevalece la referencia el soul setentoso de Stevie Wonder o Marvin Gaye.

The 20/20 Experience consiste en solo 10 tracks, pero detrás está la promesa de sacar la segunda parte a fines de 2013 o principios de 2014. Cada canción tiene un concepto definido pero le falta identidad, por más de que su voz sea una marca registrada la amplia gama de géneros no permite una clara identificación del oyente con la música.

Es evidente que es Mirrors (ante último en el tracklist) el que mejor funciona, se siente como un flashback al tan polémico single Cry Me a River (2002) que hizo suspirar y lagrimear a las fans. El resto son temas disfrutables, bien hechos y pensados, entre los que no se puede encontrar el gran hit pop que muchos esperábamos. Por otro lado el más power, funny-dance es Let the Groove Get In donde se supo combinar a la perfección el back to back de las vocales con las intensas percusiones y beats que actúan como motor del tema.

Cuando hablamos de la maduración de Timberlake, sin mencionar la nueva vestimenta de traje y corbata, hacemos referencia a la calidad de los temas y a su consistencia, pero eso no quita que por la complejidad se convierta en menos accesible o de fácil comprensión. Las canciones son muy largas y en momentos reiterativas, lo que le quita ese tinte “pegajoso” que tienen todos los tracks de sus anteriores trabajos (Justified – 2002 y Future Sex/Love Sounds – 2006). No obstante, Justin demostró que sigue vigente, que sabe lo que hace y que lo hace con pasión.

A continuación el tracklisting:

1. Pusher Love Girl
2. Suit & Tie» (con Jay-Z)
3. Don’t Hold the Wall
4. Strawberry Bubblegum
5. Tunnel Vision
6. Spaceship Coupe
7. That Girl
8. Let the Groove Get In
9. Mirrors
10. Blue Ocean Floor

Por Estefi Kröl

En vivo
×