Publicidad Cerrar X
«
»
Toro y Moi volvió a Buenos Aires

Toro y Moi volvió a Buenos Aires

Previo

Franz Ferdinand, brilló en Buenos Aires

Siguiente

!!! está de estreno

Música 6 Abr

Luego de unos intensos días llenos de visitas extranjeras, el encargado de cerrar la cargada semana fue Chazwick el niño prodigio y melómano conocido como Toro y Moi. La cita fue el viernes 5 de abril por la noche en Niceto Club.

Es la segunda vez que el artista indie-trónico se presenta en nuestro país (lo hizo con anterioridad en el Personal Fest 2011) pero fue definitivamente la mejor hasta el momento. El lugar estaba colmado de fanáticos totalmente emocionados por ver a su mentor y bailar antes cada beat que nazca de sus manos. A las 23.15 el pequeño hombre con sus 24 años y su pelo semi-afro subió al escenario para que junto a sus tres colegas dieran inicio a su atractiva performance con Rose Quartz, track que pertenece a su más reciente trabajo Anything in Return (2013), polémico, con el cual nos animamos a decir que se reinventó la banda.

El conocido gurú del chillwave en formato live tiene un sonido un tanto diferente a lo que uno puede estar acostumbrado al escuchar sus discos, con una estructura sólida de guitarra, bajo, diversos teclados y batería por sus respectivos colaboradores hizo que la mística de su música cambie para retomar un estilo mucho más groove y funk, vale aclarar que Toro y Moi es un personaje que graba cada uno de los sonidos e instrumentos solo – oneman band-. La batería era cálida y simple lo cual le dio ese toque refrescante potente pero tranquilo, a la vez, las vocales distorsionadas y las limpias guitarras crearon un viaje que simulaba un lado muy calmo del grunge noventoso junto a algo de surf pop y mucha psicodelia.

A medida que el show avanzó el público llegó a su máximo apogeo, al punto de cantar a tono con los temas, armar “mini-pogos” y elevar sus manos de un lado a otro sin parar. El embajador actual del chillwave no se quedó en un solo género sino que demostró tener influencias de diferentes como el shoegaze, ambient, electropop, new age pero todos con un sonido en común que alude al analógico.

El setlist siguió muy arriba con temas como: New Beat (Underneath The Pine – 2011), Talamak (Causers of This – 2010), Still Sound (Underneath The Pine – 2011) y I Can’t Get Love (Freaking Out – EP – 2011) donde predominó el falsete y la gente no hizo otra cosa que ovacionar a Chaz. Todos aquellos temas donde los sonidos espaciales te llevaban fuera de este mundo en una sintonía retro-galáctica. Hacia la mitad del set el ambiente se puso más chill, puntualmente cuando tocó las canciones: High Living (Anything in Return – 2013) y Grown Up Calls (Anything in Return – 2013), tema en el que Chazwick hizo magia con el teclado puntualmente cuando sobre el final remató con un sonido muy suave y perfecto al acariciar con delicadeza las teclas de derecha a izquierda y viceversa.

En cuanto terminó Say That (Anything in Return -2013), fiel representante del “pop sincero” que proclamó el artista antes de lanzar su último álbum y refleja de la marcada influencia de French House (aquella clásica escena dance parisina de los ‘80 caracterizada por ser un mix de groove, house y disco). Toro y Moi se retiró del stage para tomar aire y volver en el encore con los últimos temas All Alone (Freaking Out – EP – 2011) y Low Shoulder (Causers of This – 2010).

Por Estefi Kröl

Fotos: Cecilia Salas

[nggallery id=41]

En vivo
×