Publicidad Bajar al sitio
«
»
Travis y Lana Del Rey en Buenos Aires

Travis y Lana Del Rey en Buenos Aires

Previo

Beck, sublime en Argentina

Siguiente

Las confesiones de Beck

Música 15 Nov

La calma y serenidad se apoderaron de Tecnópolis desde el minuto en que la banda escocesa puso un pie en el escenario hasta que la cantante vintage norteamericana puso su pie fuera. Anoche (14 de noviembre) se llevó a cabo del Planeta Terra Festival que gracias a la energía y magia de las bandas fue todo un éxito.

El predio elegido fue perfecto para la ocasión, tanto la selección de artistas de gran nivel y no tan abruptamente masivos como el target de gente al que se apuntó (claro que por gustos musicales y por el alto precio del ticket) encajaron con la impecable estructura del lugar.  A las 21hs, con aún poco público dentro de la sala ya que su mayoría no había llegado o estaba en la parte de afuera tomando aire por el intenso calor que hacía, irrumpió Travis en escena y tras gritos fanáticos dieron inicio al show con Mother, track que se desprende de su más reciente disco y motivo de su gira: Where You Stand (2013).

Los cuatro músicos dejaron todo en el escenario y demostraron su felicidad al alagar a la audiencia argentina una y otra vez. Para quien le gusta la banda la performace fue perfecta, hubo bastante interacción, le cantaron el feliz cumpleaños a Dougie un integrante de la banda y un muñeco de trapo “habló” con sus fans en español; pero para quien estaba en el lugar esperando a Lana del Rey o a Beck pudo haberle aburrido en momentos por la linealidad y poca variabilidad de su concierto. Como no podía ser de otra forma, el sitio estalló con temas como Love Will Come Through, Driftwood  y obvio, Sing el que todos esperaban. Con tal solo una hora de performace, Travis se despidió con el tema Why Does It Always Rain On Me (The Man Who – 1999).

×

Siendo las 22:30hs y luego de esperar casi media hora hasta que arreglen el backline y ajusten detalles para la primera llegada al país de la creadora de Born To Die, las luces se apagaron y una mística música de fondo con un leve canto cual sirena comenzó a sonar. El predio se colmó de gente, en gran parte eran chicas con vinchas de flores (al estilo Lana) y extranjeros, para recibir a Lizzy Grant. Minutos después de que los músicos y la mini orquesta empezaron a tocar y entre aullidos desesperados, cámaras y celulares que la apuntaban entró triunfante Lana Del Rey con un hermoso vestido blanco y descalza. Dulce y encantadora, saludó al público y cantó el tema Cola.

Para sorpresa de muchos, luego de haber escuchado algunas críticas negativas sobre su voz en vivo, las vocales fueron completamente afinadas y bien logradas. Hubo determinados tonos a los que en el disco llega y en el vivo no, pero en temas como Young & Beautiful (creado para el film The Great Gatsby) hizo falsetes que dejaron a más de uno con la boca abierta. Ella también tuvo una interacción muy fluida con sus fanáticos, en dos oportunidades durante el show bajó del escenario para firmar autógrafos y sacarse fotos.

El setlist fue completo y mientras sonaban las canciones detrás se proyectaba su video correspondiente. No dejó ninguno de sus mejores tracks afuera, los highlights estuvieron en Blue Jeans, Summertime Sadness, Born To Die y claro, Video Games. Con unas palabras en español se despidió y cerró con National Anthem, el tema más “movido” de la lista y el que se desplegó un juego de luces increíble. Los últimos segundos fueron solo instrumentales y muy intensos.

La primera visita de Lana Del Rey al país fue completa y superó expectativas.

Por Estefi Krol

Fotos – José Luis Garcia

En vivo
×