Conmovedor: Amigos para siempre

_
Nov 10 2014
Sheila Marsh sabía que no tenía mucho tiempo. Batalló durante mucho tiempo contra un cáncer que finalmente terminó con su vida. Sin embargo, esta mujer pidió un último deseo antes de partir. Para eso, contó con la colaboración especial de las autoridades del hospital donde se encontraba internada. ¿Qué pasó? Su familia trajo a Brownen, el caballo que cuidó durante 25 años. "Mi madre amaba los caballos y adoraba a todos los animales", dijo su hija Tina. "Sheila llamó a Bronwen delicadamente y el caballo se acercó y la besó con ternura en la cara para decirse adiós", expresó Gayle Taylor, una de las enfermeras del hospital.