Publicidad Bajar al sitio
«
»
Robert Plant: Inoxidable

Robert Plant: Inoxidable

Previo

Calvin Harris demostró por qué es el número uno

Siguiente

The Kooks, dueños absolutos de la tarde del Lollapalooza

Música 22 Mar

Robert Plant, la legendaria voz de Led Zeppelin, llegó a Lollapalooza Argentina acompañado por The Sensational Space Shifters y llenó de rock el Hipódromo de San Isidro.

La noche comenzaba a hacerse cargo del Lollapalooza, se sentía la ansiedad, se respiraba rock. Pasadas las 20 se apagaron las luces del Main Stage, los músicos salieron a escena y el público estalló en gritos y aplausos para recibir a The Sensational Space Shifters.

Cuando Liam “Skin” Tyson esgrimió los primeros acordes de un clásico de Led Zeppelin y Robert Plant comenzó a cantar “Babe, baby, baby, I’m Gonna Leave You” se desató la locura en Buenos Aires. Plant decidió golpear de entrada en lo emocional y conectarse con el público por medio del tema folk de los 50, cuya reversión forma parte del primer disco homónimo de Led Zeppelin lanzado en 1969.

×

A partir de ahí fue un lujo ver a esta leyenda del Rock. El Espectáculo continuó con varios temas de su décimo y último disco de estudio Lullaby and the Ceaseless Roar lanzado el año pasado.

Y llegó uno de los momentos más esperados de la noche, Plant comenzó a cantar las primeras líneas de “Black Dog”, uno de los temas más grandiosos de la historia del rock. Esta vez sorprendió a todos con una versión menos agresiva y más blusera pero no menos efectiva. El público pudo cantar y corear al ritmo de la banda mientras Plant se divertía y agitaba desde el escenario.

El show continuo con un bloque de temas en los que pudimos escuchar “Little Maggie”, clásicos de Zeppelin como “Going to California”  entre otros.

Durante el set, no faltó tiempo para presentar a todos los músicos, que se llevaron los aplausos de todos los presentes. Para cerrar su set, Plant y compañía interpretaron “Whole Lotta Love / Who Do You Love” y el inoxidable “Rock and Roll” que hizo delirar a todo el Hipódromo de San Isidro.

Acompañado por el ya mencionado Liam Tyson, Plant nos regaló un show plagado de clásicos y emociones junto a Justin Adams, John Baggot, Billy Fuller, Dave Smith y Juldeh Camara.

Con 66 años y con el lema de “Renovarse o Morir”, Robert Plant demostró que el rock sigue corriendo por sus venas y que su espíritu rebelde sigue intacto. Uno de los protagonistas más significativos de la historia del rock mundial se hizo presente en Buenos Aires en un concierto para guardar en la memoria para siempre.

Por Pablo Scotto
Fotos: Ornella Capone y José Luis García

 

Lollapalooza 2015 Robert Plant