Publicidad Cerrar X
«
»
¿No hay un piquito para mi?

¿No hay un piquito para mi?

Previo

El camaleón juguetón

Siguiente

Un karaoke de 10

Radio 23 Jul

La naturaleza no deja de sorprendernos y regalarnos momentos únicos. En este caso el protagonista es un lobo marino que tenía muchas ganas de dar amor.

La naturaleza no deja de sorprendernos y regalarnos momentos únicos. En este caso el protagonista es un lobo marino que tenía muchas ganas de dar amor.

Al detectar la presencia de Julián Bala, un buzo argentino, el lobito se acercó y le comió la boca. 

animals video Video viral viral
×