Publicidad Bajar al sitio
«
»
Iggy Pop en el BUE: el último grito punk del encantador de serpientes

Iggy Pop en el BUE: el último grito punk del encantador de serpientes

Previo

¡Empezó la segunda jornada del Festival BUE!

Siguiente

Ford Fiesta te trae lo mejor del Festival BUE

Música 15 Oct

La Iguana hipnotizó a más de 30 mil personas con sus movimientos y su más feroz punk rock.

Pocos músicos en la historia quizás puedan tener pergaminos suficientes para no tener que dar explicaciones sobre nada y subirse a un escenario a rockear sin importar que el mundo pueda acabar en cualquier momento. Iggy Pop es sin dudas uno de ellos. Un sobreviviente de la primera ola del punk, para muchos el padrino de dicho género, y un verdadero guerrero del rock and roll. Y si para algunos esos pergaminos no eran suficientes, su último show en Buenos Aires dejó en claro que La Iguana está llamado a convertirse en leyenda.

El trío que le dio inicio a su show en el Festival BUE fue sin dudas un ejemplo de esto: I Wanna Be Your Dog, The Passenger y Lust For Life. Y con este torbellino de punk rock lo suficientemente agresivo para detonar cualquier cabeza, Iggy mostró que no le hace falta guardarse clásicos para cerrar un show o para encantar “serpientes” como lo hizo desde el primer minuto en Tecnópolis.

Lo que iba a seguir en la noche fue casi surrealista para muchos de los fanáticos de La Iguana. Con una catarata arrolladora de riffs punks Iggy se despachó con clásicos como 1969, Real Wild Child (Wild One) y Mass Production que le dieron fin a la gran primera parte del show que terminó con el músico solo arriba del escenario gritando “muchas fucking, fucking, fucking gracias”.

×

Pero aunque esos casi primeros cuarenta minutos habían sido más que suficientes para las casi 30 mil personas que se acercaron al escenario Ford, el reptil más encantador del planeta tenía varios ases bajo la manga.

Volvió al escenario con el pecho inflado. Sus pergaminos poco importaban. La leyenda ya estaba escrita, pero quería demostrar que todavía le quedaba un resto. Uno grande. Uno más que importante: con eterna humildad Iggy invitó al escenario a varios fanáticos a hacer pogo con él agradeciendo el gran cariño argentino. Por supuesto, semejante gesto no podía terminar sino era con un gran “olé, olé, olé Iggy” al unísono.

El final iba a llegar con la enamoradiza y pegajosa Candy. El eterno clásico sirvió para que Iggy Pop se despida del escenario y diga por última vez “fucking, fucking, fucking gracias Argentina”. Ahora si la leyenda de La Iguana quedó marcada para siempre en la retina de todos los que estuvieron en el BUE.

Por: Pablo Vio

 Fotos: Cecilia Salas



 

bue Bue Festival En vivo Iggy Pop The Libertines
×