Publicidad Bajar al sitio
«
»
Amor, pasión y locura: ¡Green Day revolucionó a la Argentina!

Amor, pasión y locura: ¡Green Day revolucionó a la Argentina!

Previo

¡Coldplay ya llegó a la Argentina y se prepara para cerrar ‘A Head Full of Dreams’!

Siguiente

¡Volvió Eminem y lo hizo con un tema junto a Beyoncé!

Música 11 Nov

Green Day volvió a la Argentina luego de 7 años presentándose en el Estadio de Vélez y brindó un show descomunal recargado de energía.

Se asomaba la noche, el clima estaba ideal, el reloj marcaba las 21:00, estaba todo listo. Se veía en los ojos de cada uno de los fanáticos las ansias de reencontrarse con la banda de sus amores tras 7 largos años. La previa calentada por los argentinos Bulldog, los californianos The Interrumpters y la manguera que empapó a los más cercanos al escenario había servido para dejar a todo el público al acecho, esperando un gran show. Foto: Jonatan Moreno.

De repente empezó a sonar un clásico de Queen, de esos que con solo escuchar tan solo el inicio se nos pone la piel de gallina, por supuesto que se trataba de Bohemian Rhapsody. La previa se extendía un poco más, luego apareció el mítico Drunk Bunny, ese conejo rosa que ya es una marca registrada de Green Day. Pero de repente las luces se apagaron y la atmósfera se tiñó para que se produjera el momento mas esperado. Vimos subir a Billie, Tré y Mike y la furia se desató.

Empezaron con Know Your Enemy y ahí hubo tiempo para todo: una de las tantas banderas de argentina que aterrizaron en el escenario llegó a manos del líder y el entusiasmo fue tan grande que a tan solo segundos de haber arrancado, un fan que de entrada besó los labios de Billie Joe, ya estaba compartiendo piso con toda la banda y cantando algunas estrofas del tema perteneciente al álbum 21st Century Breakdown. Luego llegaron Bang Bang y Revolution Radio, dos de los éxitos del nuevo disco. En medio de una marea de clásicos llegó Boulevard of broken Dreams y en ese momento el rumbo de la noche cambió, las linternas de los celulares se encendieron y el ambiente se dedicaba a erizar la piel de cada uno de los que habitaban el Estadio de Vélez.

×

 

 

¡PIEL DE GALLINA! “Boulevard of Broken Dreams” #MetroGreenDay

Una publicación compartida de Metro 951 (@metro951) el

El brutal sonido, las llamaradas que salían detrás del escenario y el repetitivo discurso de Billie Joe Armstrong daban cuenta que lo que se estaba viviendo era una verdadera revolución: “Argentina, olviden sus odios, a los políticos, a la mierda con los políticos, esta es una noche de amor, pasión y locura”.  El líder pedía constantemente el agite del público que coreaba sin cesar “Ole, ole, ole, Green Day, Green Day” haciendo caso a sus caprichos. Los minutos pasaban y la fiesta continuaba: Waiting, She, Basket Case, King for a Day desataban un tornado de emoción sumado a fanáticos que seguían irrumpiendo el escenario para tocar junto a estos tres locos que constantemente le declaraban su amor a nuestro país.

Como si fuera poco, también hubo tiempo para covers, el cantante arrojado sobre el suelo invocó a The Rolling Stones con Satisfaction y revivió a The Beatles con Hey Jude.

 

Luego de que pasara un gran repertorio de temas parecía que el final se asomaba, y en medio de constantes amagues aparecían American Idiot y Jesus of Suburbia. Los más atentos murmuraban “ya van 3 horas de recital, que locura”, y así era, el Revolution Radio Tour había arrasado Buenos Aires y mientras Tré y Mike se retiraban, el líder era el único que quedaba en la puesta en escena anticipando la despedida, no sin antes tocar 21 Guns y Good Riddance. 

Al finalizar, una lluvia de papelitos sobrevoló el cielo porteño mientras las manos de cada uno de los fanáticos se rompieron aclamando por uno de los mejores shows que se vio en mucho tiempo.

Green Day no solo brindó un recital, sino que dio un espectáculo majestuoso y recargado de entretenimiento a gran escala que servirá para que dentro de unos meses ya pidamos por su vuelta.

Por: Ezequiel Luciani

amontesanto
Billie Joe Armstrong Green Day Música
×