Publicidad Bajar al sitio
«
»
Aretha Franklin: eterna voz del soul, ícono del feminismo y la lucha de derechos

Aretha Franklin: eterna voz del soul, ícono del feminismo y la lucha de derechos

Previo

Conocé el imponente LINE UP del Festival Lowlands 2018

Siguiente

Murió Aretha Franklin

Música 16 Ago

Reina del Soul, la Voz de la América negra, la Dama del Soul… todos sus apodos le quedan bien. Posiblemente la mejor voz de la historia, Aretha Franklin nos dejó esta mañana tras luchar contra un cáncer y otros problemas de salud, a sus 76 años de edad.

Murió Aretha Franklin

 

Ya lo estaba, pero ahora más que nunca, su nombre queda en la historia de la música y la cultura contemporánea en general. Es una de las pocas artistas que no solo marcaron sus tiempos, sino que los trascendió, convirtiéndose en una figura clave del cambio social.

×

Sus gloriosas actuaciones, sus temas como Respect, (You Make Me Feel Like) A Natural Woman, Think, o Spanish Harlem’, son himnos de los 60 y los 70, pero a la vez la vieron convertirse en un ícono del feminismo y la lucha por los derechos civiles. 

Demandas de respeto y comprensión, esos que llamaban a la contrcultura por la igualdad. Aretha Franklin es símbolo de lucha femenina y a la vez de los afroamericanos, es una figura de la esperanza y de la aspiración.

Más de 100 singles en los charts de Billboard en Estados Unidos. “La historia de Estados Unidos surge cuando Aretha canta”, dijo Barak Obama en 2015. “Nadie encarna más plenamente la conexión entre el espíritu afroestadounidense, el blues, el R & B, el rock and roll, la forma en que las penurias y el sufrimiento se transformaron en algo de belleza, vitalidad y esperanza”, en palabras del ex Presidente.

Nacida el 25 de marzo de 1942 en Memphis, Tennessee, Aretha es hija de un pastor y pianista y de una mamá cantante, contexto clave para su formación temprana. Aprendió a tocar el piano de oído y comenzó a cantar en la iglesia cuando tenía 10 años. Después de mudarse varias veces, de que sus padres se separaran y luego la muerte de su madre, su papá Clarence LeVaughn Franklin, “el hombre con la voz de un millón de dólares”, ganaría mucho dinero en las ceremonias de la iglesia y recibiría visitas de Sam Cooke, Jackie Wilson y Martin Luther King Jr. 

A los 14 años de edad, Aretha ya tenía a Clarence, su primer hijo, a quien nombró en honor a su papá, que ya se había convertido en su manager y en 1956 la ayudó a firmar contrato con JVB Records para lanzar el disco Songs Of Faith. Era el comienzo de una carrera única.

Aretha y su hijo Clarence, al que tuvo a los 13 años

 

Su vida romántica puede resumirse en tres grande amores conocidos: estuvo casada por primera vez con Theodore White a la edad de 19 años, pero se divorció en 1969 después de un matrimonio marcado por la violencia doméstica. Su segundo matrimonio, con el actor Glynn Turman en 1978, duró seis años y sus planes de casarse con su compañero Willie Wilkerson se vieron frustrados en 2012 cuando Franklin canceló su compromiso.

Franklin también tuvo problemas con el alcoholismo y el tabaquismo, y canceló espectáculos en 2010 para someterse a una cirugía por un tumor no especificado. Las cancelaciones debido a problemas de salud continuaron a lo largo de la década, con Franklin diciéndole a un público una vez en Detroit, el año pasado, que la “mantengan en sus oraciones”.

Deja atrás cuatro hijos y un canon de música soul inspiradora para guardar entre la más influyente e impactante en la historia.

 

Natalia Grego
Aretha Franklin soul
×