Roger Waters en La Plata: Revolucionario, emotivo y estremecedor

_
Nov 7 2018

Roger Waters regresó a la Argentina en el marco de su gira Us + Them y presentó -como nos tiene acostumbrados- un impactante show que literalmente, lo tuvo todo. El ex Pink Floyd llegó a nuestro país tras haber recorrido Brasil y Uruguay y asentar en Latinoamérica una clara consigna que también se repitió en el concierto de anoche: "resistencia, no al fascismo".

Al ingresar al Único de la Plata, la intriga se apoderó de las más de 50 mil personas, la pantalla gigante, la puesta en escena y una misteriosa bola plateada que colgaba del techo denotaban que el show iba a estar recargado de sorpresas. Antes de las 21 hs, la pantalla proyectó el videoclip de "The Child Will Fly" el tema inédito que el británico compuso en 2008 para la Fundación ALAS con la participación de -atención- Gustavo Cerati, Eric Clapton, Shakira y Pedro Aznar. La emoción ya se empezaba a sentir, hasta que de repente se empezaron a escuchar sonidos de algunas aves y las olas del mar: una chica de espaldas y sentada en la arena de una playa apareció frente a los ojos de todos y la imagen perduró en el escenario por unos largos 20 minutos, momento en el que Roger y toda su banda aparecieron para dejarnos sin palabras durante más de dos horas.

Las canciones de Pink Floyd, sus mensajes políticos y todo lo que aparecía en escena se entrelazaron y formaron un clima revolucionario que alentaba a alzar el puño en alto como símbolo de resistencia. Tras una oleada de temas, llegó tal vez uno de los momentos más estremecedores: 'Another Brick in the Wall' con la participación de más de 10 niños de Buenos Aires a los que Waters elogió tras su esplendida actuación. 

La primera parte del show había culminado pero "la resistencia" continuaba, porque en pantalla comenzaron a aparecer distintos carteles que nos preguntaban "¿Resistir de quién?"  y mientras muchísimos cantaban contra el Presidente Mauricio Macri, se lanzó el mensaje "No al fascismo" nombrando a distintos países y a sus respectivos líderes políticos "In USA - Trump...". Tras algunos minutos, la escenografía cambió: cuatro columnas y un cerdo aparecieron detrás de escena y la revolución iba en aumento, en el medio de "Dogs", "Pigs", "Money", "Us and Them", "Smell the Roses", "Brain Demage" y "Eclipse" pasó de todo.

Un cerdo inflable con el mensaje "Sean humanos" sobrevoló el Estadio Único, el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump apareció ridiculizado y Waters anunció con carteles "Que se vayan a la mierda los cerdos que gobiernan el mundo".

Antes del cierre con "Mothers" y "Comfortably Numb" se vivió el momento más emocionante de la noche en el que Waters soltó algunas lagrimas. El artista expresó "es una noche especial para mí porque están presentes las madres de los soldados muertos en Malvinas" y a continuación, desde su celular, reprodujo "La Memoria" de León Gieco. 

Ver másVIDEO: Entre lagrimas, Roger Waters homenajeó con ‘La Memoria’ de León Gieco a las madres de los soldados fallecidos en Malvinas

"Me pregunto si tenemos una responsabilidad como seres humanos de preocuparnos el uno por el otro. Todo el show que estamos haciendo es sobre eso" había manifestado el británico en la entrevista que Andy Kusnetzoff le había hecho para Perros de la Calle la semana pasada. Y definitivamente fue así. Más allá de la música, cada uno de los detalles y recursos que tuvo el concierto, se utilizaron para intentar llegar un mensaje que claro, cada uno de los presentes lo habrá interpretado a su manera.

Por: Ezequiel Luciani