Publicidad Bajar al sitio
«
»
Motivos para ver “Poco Ortodoxa”, la mini serie estrella de Netflix

Motivos para ver “Poco Ortodoxa”, la mini serie estrella de Netflix

Previo

Will From Home: el programa de Will Smith para pasar la cuarentena

Siguiente

Hecho en casa: Disney lanza una serie de cortos protagonizados por Olaf, de Frozen

Entretenimiento 7 Abr

Lucha y superación permanente en la historia de una joven judía que se escapa de la estricta comunidad en la que vive en Nueva York.

La sinopsis oficial del programa empieza diciendo: “Criada en el jasidismo, presa en un matrimonio convenido. Huye de Brooklyn a Berlín, donde un grupo de músicos la hace sentirse en casa… hasta que la alcanza su pasado.”

Esta miniserie de cuatro episodios de Netflix nos cuenta la historia de una judía de una comunidad ortodoxa de Brooklyn, que decide huir y realizar una nueva vida en Berlín. La historia está basada en la de Deborah Feldman tal y como lo cuenta en sus propias memorias (“Unorthodox: el escandaloso rechazo de mis raíces jasídicas”).

Durante la miniserie vamos viendo la vida de Esty (interpretada por Shira Haas) a través de varios flashbacks que nos hablan de su contexto y su vida. Así es como viajamos como espectadores a las costumbres de la comunidad jasídica y vemos el punto neurálgico de la rutina opresiva de la que la protagonista quiere escapar.

×

Obviamente, la atracción principal del programa es Shira Haas, que navega hábilmente por los diversos aspectos emocionales de su convincente personaje. Una escena en Berlín, donde Esty se sumerge en las aguas de un lago, quitándose su sheitel, la peluca que muchas mujeres jasídicas deben usar para ser más modestas bajo el escrutinio de sus comunidades, es un símbolo impresionante de emancipación y liberación.

En estos flashbacks, Haas (con 24 años e interpretando a una chica de 19) el trabajo logrado sobre sus facciones es excelente, haciendo que parezca aún más mayor de lo que es en realidad disipando la ilusión propuesta.

Además, está impecable en su papel: la fragilidad y la fortaleza del personaje nos atrapan permanentemente. Tuvo que aprender Yiddish, la lengua hablada por esta comunidad ultraortodoxa. “Me iba a dormir con el Yiddish, y me despertaba con el Yiddish” dijo para IndieWire. “Para mi era importante saberme bien los diálogos y lo que estaba diciendo, así cuando iba al set no tenía que pensarlo y podía estar realmente en la escena. Fue la mayor parte de la preparación del personaje” concluyó.

Mirá el trailer acá:

Metro951
Netflix poco ortodoxa Unorthodox
×