Publicidad Cerrar X
«
»
Carpinchos: Científicos explican los episodios en Nordelta

Carpinchos: Científicos explican los episodios en Nordelta

Previo

Ushuaia: Insisten en eliminar conejos con gas fosfina

Siguiente

El “choripán” es el quinto mejor sandwich del mundo según prestigiosa revista gastronómica

Actualidad 8 Sep

Investigadores del CONICET y de la UBA con el aval de la Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos, reflexionan sobre la problemática actual en relación a los carpinchos. 

La situación de los carpinchos transitando libremente por las calles del barrio privado Nordelta despertó controversias entre quienes se inclinan por defender los derechos de los roedores como legítimos habitantes de la región y quienes los consideran una amenaza.

“El complejo urbano Nordelta, efectivamente, se encuentra incluido en el área de distribución original del carpincho, particularmente en los Bajíos Ribereños, un sistema de paisajes de humedales perteneciente al denominado Complejo Litoral del Paraná Inferior, que constituye uno de los hábitats más aptos para la especie”, explica Roberto Bó. 

Según los especialistas, en los períodos previos a la construcción del complejo inmobiliario posiblemente la frecuencia de observación de carpinchos no fuera alta. “… pajonales de gran porte, praderas de plantas acuáticas, pastizales salinos e incluso algunos bosques ribereños que facilitaban sus posibilidades de ocultamiento”, explicaron. 

Con el tiempo, el ambiente natural del Complejo Litoral del Paraná Inferior fue modificado por la urbanización. Bó junto a Marcela Orozco y Martin Kowalewski sostienen que esta situación generó efectos combinados sobre los carpinchos y otros integrantes de la fauna nativa de la región: La mayor presencia y movimiento humano, proveniente de los sectores urbanos y suburbanos circundantes favorece el comportamiento predominantemente nocturno de la especie. Por el contrario, en aquellos ambientes naturales donde existe una menor densidad humana y, además, predominan paisajes dominados por cuerpos de agua relativamente grandes, los carpinchos tienen un comportamiento predominantemente diurno”.

Una de las principales razones por las que habría aumentado la frecuencia de observación de carpinchos es la baja circulación humana como producto de la pandemia del COVID-19. A esta situación, se le suman las condiciones ambientales excepcionales relacionadas con la sequía de la región, la bajante del río Paraná y los grandes incendios que ocurren desde hace casi dos años en los humedales del Delta.

Por otro lado, el complejo inmobiliario ofrece una serie de ventajas para la instalación de estos animales, como los lagos, canales y espacios verdes comunes, “por lo cual es posible que los carpinchos hayan empezado a hacer un uso más intensivo de los mismos”, explicaron.

Matilde Moyano
CARPINCHOS Conicet Nordelta
×