Publicidad Bajar al sitio
«
»
Mary Austin, el amor de la vida de Freddie Mercury, enterró sus restos en secreto

Mary Austin, el amor de la vida de Freddie Mercury, enterró sus restos en secreto

Previo

¡Todo lo que tenés que saber sobre ‘Everyday Life’ el nuevo álbum doble de Coldplay!

Siguiente

COMING SOON: se viene Don’t Start Now, el prometedor single de Dua Lipa

Música 23 Oct

Mary Austin convivió seis años con Freddie Mercury, pero tras separarse, mantuvieron una relación muy fuerte a pesar de rehacer sus vidas amorosas con otras personas.

La ex novia del frontman de Queen, a quien él llamaba “el amor de mi vida” – y le dedicó, justamente, Love Of My Life, fue la heredera de la fortuna del fallecido músico. El le dejó, además de su mansión en Kensington, Londres, todas las ganancias a partir de los derechos de sus canciones, discos y uso de imagen.

Mary vivió con el músico en el comienzo de su carrera y su llegada a la fama, y a la vez fue una de las pocas personas que lo acompañó en sus últimos días.

×

Recientemente la mujer declaró que el cantante “eligió su momento para morir”. Y agregó: “Sabía que llegaba su hora. La calidad de su vida cambió de forma dramática y cada día tenía más dolor. Estaba perdiendo la vista. Su cuerpo se volvió débil. Fue muy feo verlo deteriorarse así”.

Pero Mary, hoy de 67 años, que aún vive en la casa que le dejó Freddie, dijo que él se fue “en paz” y que “murió con una sonrisa en la cara”. Aún formando otros vínculos amorosos y declararse gay, el vocalista siempre dijo que nunca dejó de amar a Mary, aún luego de terminar la relación.

Ahora, en un nuevo libro sobre su vida, revelaron una frase de Freddie que decía: “Hubo dos únicos individuos que me han devuelto el amor que he dado. Mary, con quien tuve una larga relación, y nuestro gato Jerry”.

 

A su vez, revelaron que antes de morir, Mercury le pidió a Mary que se encargue de sus cenizas luego de quemar su cuerpo. 

Freddie falleció a los 45 años, y le pidió a Mary que disponga de los restos “en un lugar privado”, asegurándose de que “nadie jamás me encuentre”. El músico murió en 1991 a causa del sida, en una época en la que la enfermedad era muy temida.

Por más de 20 años Mary nunca había hablado de esto. Hasta ahora. 

Freddie Mercury and Mary Austin

Hoy, Mary confiesa que cree que Freddie estaba preocupado por su temor a que “vandalicen” los restos de su cuerpo. 

En la entrevista que dio a Mail Online, declaró: “No quería que nadie haga nada con sus restos, como pasó con otras personas famosas. Los fans pueden ser obsesivos. Él quería quedar en secreto y así será”.

Ella cuenta que se tomó tan enserio el pedido de su ex novio que ni siquiera los padres saben dónde se encuentran hoy las cenizas del gran líder de Queen.

Se encargó de la misión y no le dijo ni a su chofer, ni a nadie de su casa dónde escondió las cenizas.

 

 

Natalia Grego
Freddie Mercury Queen
×