Publicidad Bajar al sitio
«
»
FOMO sexual: “el miedo a perderse de experiencias que no tuve y que me gustaría tener”

FOMO sexual: “el miedo a perderse de experiencias que no tuve y que me gustaría tener”

Previo

Google celebra los 91 años de Roberto Gómez Bolaños

Siguiente

Córdoba Open 2020 con Chevrolet

Notas 20 Feb

Cuando una relación de pareja puede verse perjudicada por las redes sociales.

FoMO son las siglas en inglés de “fear of missing out”, cuya traducción al español es “miedo a perderse algo”. Es la ansiedad de sentir que nos estamos perdiendo de un montón de cosas que otros sí están viviendo, alimentado por las redes sociales. Es la angustia de sentir que hay todo un mundo de experiencias que no conocemos y que no sabemos si algún día podremos experimentar.

Haciendo foco en lo sexual, el fomo en este caso es no querer perderse de todas las experiencias sexuales que uno podría tener, pero que en el marco de pareja estable (y monógama) se tiende a creer que uno se lo va a perder. 

fomo sexual

×

La mayoría de las personas que lo padecen son hombres y mujeres entre 20 y 30 años que temen no haber vivido suficiente experiencia sexual, y que al momento de formalizar una relación de pareja piensan que afuera de sus habitaciones pasan cosas mucho más interesantes que en la propia.

Un síntoma del FOMO sexual es la alegría que nos puede dar ver que un ex le dio like a una foto que subimos a redes sociales, o que ve nuestras storys de instagram, o la envidia que genera ver que otros cuentan con apps para tener citas casuales con desconocidos. 

La realidad es que vivimos con una nueva generación de hombres y mujeres que ya no sienten la presión social por formar una familia “felices para siempre” y tener hijos. Eso lleva a que sean los primeros en querer experimentar su sexualidad al máximo y no perderse de la vida.

Pero ¿qué es lo que lleva a esta nueva generación de jóvenes a sufrir de FOMO? Ni más ni menos las redes sociales. Gracias a ellas, nuestro círculo social es cada vez más grande, conocemos a más personas “de las redes” y estamos al tanto sus vidas. Todo eso genera una sensación de angustia que puede provocar  ansiedad: querer ver, conocer y vivir más, al máximo. Internet nos llena de fotos a diario de personas disfrutando y pasándola bien. Eso hace que la presión por ser tan felices cómo lo que vemos nos genere angustia.

Metro951
fomo sexual redes sociales
×