Publicidad Bajar al sitio
«
»
Liberen a Britney, el impactante movimiento que intenta salvar a Britney Spears – y se vuelve cada vez más real

Liberen a Britney, el impactante movimiento que intenta salvar a Britney Spears – y se vuelve cada vez más real

Previo

Instalan contenedores de descanso para el personal de salud

Siguiente

Descubrieron un misterioso cuarto de la casa de los Simpson que apareció sólo 5 veces: ¿de qué se trata?

Notas 13 Jul

Desde hace unas semanas que circula con más fuerza un movimiento – o bien, una teoría – que reclama la libertad de Britney Spears.

“Pero si ella es libre”, se preguntarán. Bueno, según esta teoría, no lo es. Cuando comenzó la cuarentena publicamos un artículo acerca de la cantante de 38 años para reflexionar sobre el consumo irónico de la misma. Claro; en las redes ella se muestra en su mansión frente al mar, con su novio, sus rutinas de ejercicio y no mucho más que algunos bailes mirando a la cámara. El punto es que, ya desde hace ya unos cuantos meses, sus seguidores vienen notando que su mirada perdida y los comentarios en tono naif esconden que su salud mental no ha mejorado, sino todo lo contrario. A fines de marzo, los canales de chismes internacionales hacían pública una nueva internación en un centro psiquiátrico, algo que no resulta demasiado llamativo desde que la diagnosticaron, hace ya unos 12, 13 años, con transtorno bipolar.

En lo que quise transmitir, mi intención era dejar de lado el bullying encubierto – el de consumirla porque nos causa gracia – y que empaticemos un poco más con ella, que quizás es esta (la que muestra en instagram) su manera de vivir su vida y ser feliz. Y por esta misma razón no alentar ni difundir sus imágenes más polémicas, como aquellas del 2007, en las que se la ve rapada en medio de un brote psicótico.

×

Pero al enfrentarnos con #FreeBritney otra nueva arista se abre a la hora de entender a una de las figuras de los 2000. Como han alegado varios hilos de Twitter y hoy resume la cuenta @feminist, Free Britney no es solo una teoría conspirativa. Britney Spears está sometida a una curatela de la cual no puede liberarse.

La cantante que creció en Louisiana es una estrella desde los 4 años, cuando empezó su carrera como una nena de Broadway. Fue parte del Mickey Mouse Club y ya de adolescente comenzaba la carrera que conocemos todos.

 

Vamos a la teoría. Según escribe Dirty2000’s, desde el inicio que su carrera estuvo en “piloto automático”. La cuenta de instagram asegura que como puede verse en los videos de cuando era más chica, su voz era muy similar a la de Christina Aguilera, y como ya había una voz así, reprimieron sus vocales al punto de obligarla a cantar “más aniñada” sin dejarla expresarse como realmente era. He aquí su fama de hacer playback, ya que corría riesgo que muestra su voz que no pudo desarrollar.

Al parecer, en 2006 Britney estaba por editar un disco desde su verdadera voz y su talento, que se iba a llamar Original Doll. Sin embargo, las discográficas le cancelaron el lanzamiento para que siga en el camino del “producto” que querían que fuera.

Y ahora sí, 2007, el año bisagra. El mundo entero recuerda su estado, en el que Spears atravesó su divorcio de manera mediática, con dos hijos menores de dos años. Todos vieron las fotos del paraguas, ella pelada, todos la vieron manejando con uno de sus hijitos sentado a upa. Los paparazzis no la dejaban en paz, la perseguían, la acosaban.

Luego de algunos meses de aparecer poco pero siempre con sus desgracias captadas por los fotógrafos, fue hospitalizada en dos ocasiones. Fue ahí cuando a su padre Jamie Spears se le concedió el manejo total de sus bienes de forma temporal, dado a que ella fue sentenciada como incapaz. Y acá es donde aparece la incógnita y la teoría más retorcida acerca de la explotación y manipulación por parte de su propio padre, que debía encargarse de manejar la actividad de su hija por solo un año pero, 12 años después. es aún el “dueño” de todo lo que haga y produzca su hija.

Ya era 2008 y luego de la sentencia del juez, Britney actuó en How I Met Your Mother, luego editó el video de Womanizer y encaró una gira mundial por su disco Circus. 

Su carrera sin dudas había retomado, pero Jamie pidió a la misma corte que su posesión legal sobre su hija se extienda a ser de forma permanente alegando “demencia precoz” de la artista de por entonces 26 años.

Como explica @feminist de forma concisa, la legalidad del asunto implica que Britney no puede: “hacer uso de su propia plata, manejar un auto, casarse, tener hijos, saber en qué se gastan sus ganancias, ver a sus hijos (tiene un 30% de la custodia de ambos varones, desde a que su padre Kevin Federline tuvo un episodio violento con uno de ellos), irse de su casa, contratar a su propio abogado, dar entrevistas, usar un celular no monitoreado, usar las redes sociales libremente, ir a hacer compras, comprarse un café o hablar públicamente de esta sentencia sin el permiso de su padre Jamie Spears“.

Una curatela es concedida a personas con problemas severos y por lo general se sentencia a ancianos con demencia o casos de extrema gravedad en los que corren riesgo terceros.

Lo que llama la atención a los que militan por la libertad de la estrella, es cómo es posible tanto trabajo realizado por parte de una persona demente. En los últimos 12 años Britney lanzó 4 discos, hizo 3 giras mundiales, fue jurado de X-Factor, lanzó varias líneas de moda y aparentemente todo eso ronda en unos 138 millones de dólares por año.

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Psss can you imagine a world supply of designer clothes 😳😳😳😳😳😳😳😳☺️ !!!!!!!!

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

En enero de 2019 Britney entró a una institución de salud mental por haber manejado un auto sin permiso y por negarse a tomar los medicamentos que le proporcionaron “para mantenerla controlada”. Ella testificó ante un jurado que su padre la obligaba a actuar contra su voluntad. Esto fue filtrado a la prensa y se abrió una investigación para monitorear esta curatela en manos de Jamie. Lynn, su mamá, fue una de las que comentó al respecto, sosteniendo que su hija estaba siendo manipulado por su ex marido.

Luego de este episodio un amigo de la cantante, quien solía ser su fotógrafo, hizo pública una carta que Britney escribió dando cuenta del abuso. Andrew Gallery declaró que “se vio obligado” a hacerlo para corroborar que el padre de Spears tiene en control de sus activos y decisiones legales desde que se convirtió en su “dueño” en 2008, año en el que ella también perdió la custodia de sus hijos Jayden y Sean. En la carta manuscrita Britney hablaba en tercera persona y decía que le “mintieron y engañaron” y manipularon su divorcio. La levantaron varios medios por trascender las imágenes manuscritas.

Hoy, luego de dar detalles de activos y dinero que maneja Jamie Spears, @feminist llega a lo que mencioné al principio de esta nota. “Cuando la ven paseándose por los pasillos como si se tratara de un desfile, eso es todo lo que le dejan hacer. Britney Spears NUNCA tuvo control sobre su propia vida. No nos importa si te gusta o no su música, NADIE MERECE ALGO ASÍ”.

Y ahora sí, conectamos con el bullying encubierto. “Por favor, no se rían de ella. Apoyen el movimiento Free Britney”.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#FreeBritney Not our words but we thought this explained everything well. via @dirty2000s

A post shared by Feminist ♀ (@feminist) on

 

 

 

 

Natalia Grego
×